BOXEO ARGENTINO

“Chiquito” Bracamonte, despojado del título argentino pesado

La Federación Argentina de Box (FAB) le sacó el título nacional pesado a Ariel “Chiquito” Bracamonte, luego de que el bonaerense radicado en La Cumbre estuviera más de un año y medio sin defenderlo.

Bracamonte había conseguido el cinturón el 9 de marzo de 2019, cuando le ganó en decisión unánime al cordobés Mariano Díaz Strunz. Desde entonces, no lo defendió y por eso hoy está sin la corona. Es que el plazo reglamentario para que un campeón argentino exponga su cinturón es de un año: transcurrido ese lapso, el título queda vacante. Lo mismo le ocurrió este mismo año al ascendente neuquino –afincado en Córdoba- Matías Romero con el título ligero: lo había defendido en enero de 2019, contra Javier Herrera, y por no volver a defenderlo se lo sacaron en febrero del 2020.

Aunque en el medio el Covid-19 imposibilitó cualquier tipo de festival boxístico, en el caso de Bracamonte el plazo se venció antes del inicio de la pandemia.

“Chiquito” expresó públicamente su enojo por esta decisión de la FAB, y argumentó que su inactividad en el país se debió a la falta de desafíos producto de la escasez de pesos pesados que reina en Argentina. Justo es decir que un criterio similar se aplicó con Matías Vidondo –aunque después de dos años sin exponerlo- cuando le quitaron el título por el que luego peleó el propio Bracamonte. Es decir, “el escritorio” le permitió ser campeón, primero, y le arrebató el título, después.

Sin título y con sanción
Tras su derrota por nocaut frente al ruso Arslan Iallyev, en Sochi, Rusia, Bracamonte fue suspendido por baja performance hasta el 31 de enero. “Chiquito” viene de perder cinco de las últimas seis peleas, cuatro de ellas por nocaut.

Click para comentar

Hacé tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más popular

Arriba